Soulverse: Las Crónicas de Angel, Volumen 1

Soulverse

viernes, 21 de noviembre de 2008

Las Crónicas de Angel, Volumen 1

Hoy comienza la publicación de una nueva serie de libros de Buffy, se trata de "Las Crónicas de Angel", de Nancy Holder; realmente muy entretenido, en especial para los amantes de Angel y la pareja Buffy/Angel. En esta novela, conocemos los pensamientos y las reflexiones del vampiro con alma que se enamora de la Cazadora, el primer volumen se basa en los episodios “Ángel”,“El chico serpiente” y “Miénteme”.

La traducción y adaptación están a cargo de la amiga Laurangel, que además tiene otro proyecto entre manos, pero eso lo veremos más adelante. Por tanto todos los agradecimientos para ella. Una vez acabada la novela, se traerá en Word y como muchos sugirieron, en PDF. Que disfruten la lectura.

Para leer El Prólogo de "Las Crónicas de Angel, Volumen 1", click en 'Leer más'.


-----------------------------

-TE INVITÉ A MI CASA.

Buffy continuó, necesitando expresar su dolor, sintiendo de nuevo la sorpresa y la desesperación. -Y entonces atacaste a mi familia.-

-¿Por qué no?-, preguntó él casi repentinamente, pero su expresión estaba llena de dolor.- Yo maté a la mía.-

Comenzó a acercarse a ella.

-Maté a sus amigos. Y a los hijos de sus amigos. Durante cien años ofrecí una muerte horrible a todo aquel que conocí. Y lo hice con una canción en mi corazón.-

Ella percibió una mera insinuación de aborrecimiento; alzó su barbilla ligeramente y preguntó, -¿Qué ocurrió?.-

-Me alimenté de una chica-, le dijo. -De tu edad. Guapa.- miró hacia el infinito por un momento. -Muda como un poste. Pero la favorita entre su clan.-

-¿Su clan?- Buffy repitió, insegura de la palabra escogida.

-Romani-, explicó él. -Gitanos. Los ancianos conjuraron el perfecto castigo para mí.-Esperó un segundo. -Restauraron mi alma.-


**********************************************************************


BUFFY CAZAVAMPIROS: LAS CRONICAS DE ANGEL. VOLUMEN 1.
Una novela de Nancy Holder.

Basado en los capítulos “Ángel” y “El chico serpiente” de David Greenwalt y “Miénteme” de Joss Whedon.


**********************************************************************

LAS CRÓNICAS.

Terminó.

Los dos últimos vampiros supervivientes salieron repentinamente del club de Sunnydale conocido como El Bronce y huyeron hacia el callejón, con el terror en sus caras.

Sorprendido, Ángel caminó desde las sombras hacia la luz de la luna y les miró marchar. -Lo hizo. Me crucificarán..

Esa bella y joven cazadora había frustrado la cosecha. La amenaza había acabado…por ahora.

Pero los vampiros regresarían, con fuerza. Su líder, el maestro, encarcelado bajo tierra en una iglesia en ruinas, lanzaría todo contra la chica hasta que él clamara victoria…y ella muriera. Aquella noche todos los demonios, vampiros y otras fuerzas oscuras que caminaban en la noche bailarían con júbilo sobre la tumba de la cazadora.

Pero si él, Ángel, creía que la cazadora estaba condenada, ¿por qué la había seguido aquella primera noche, en su camino al Bronce? ¿Para advertirle lo que vendría? ¿Por qué la había buscado para advertirle de nuevo?

¿Por qué pensaba en ella ahora y en cualquier otro momento mientras estaba despierto?

Sonrió –una ligera, casi fría sonrisa- por Angelus, una vez el azote de Europa, nunca podría por completo dejar ir su remordimiento sobre las terribles maldades que había cometido. O de lo odiado que él había sido una vez: el vampiro más despiadado que alguna vez cazara seres humanos y revelara su secreto durante la perdición de ellos.

Todavía recordando su primer encuentro con Buffy Summers, la cazavampiros, podía sonreír un poco.

Era la noche en que la había dado la cruz.

Cuando ella caminaba hacia el Bronze, había notado que él estaba siguiéndola. Cualquier cazadora lo sabría. Y mientras era verdad que ella le había cogido por sorpresa, lanzándose hacia abajo desde una cañería que sobresalía cuando él giraba hacia el callejón para seguirla, eso era lo que también él debería haber esperado de la elegida.

Pero no estaba preparado para su inteligencia o su belleza. Ella jugaba con las palabras; era sarcástica. Y aún así entendía ambos, el milagro y el peso de su vida como la cazadora.

Y, la verdad sea dicha, le gustaba mirar su cara cuando reflejaba su fascinación por él. Estaba acostumbrado a ser admirado por las mujeres - ¿no dejaban constancia los diarios de los vigilantes de su nombre completo como “Angelus, el de la cara angelical”? Pero él no estaba acostumbrado a que alguien mirase, a través de esa cara, su alma.

Su pobre alma.

No había estado preparado para decirle todo, solo para unir fuerzas. -Quiero lo mismo que tú,- le había dicho. -Matarlos. Matarlos a todos.-

Entonces, le lanzó la caja que contenía la cruz –la cual él no osó tocar –y dijo, de la cosecha, -No le des la espalda a esto. Tienes que estar preparada.-

Pero, ¿estaba él preparado? Ángel se preguntó, recordando su segundo encuentro más temprano. Ella había ido a la guarida de los vampiros a salvar un amigo. Él la había seguido en las sombras, queriendo ayudarla, sin osar revelar su verdadero yo todavía. El momento no era el correcto.

Había arriesgado mucho diciéndole su nombre. Su profesor y vigilante, Rupert Giles, era conocido y respetado como un consumado investigador. Si Giles tiene todos los diarios de los vigilantes…

Ángel no estaba seguro de si le diría alguna vez lo que él era. Ya estaba comenzando a gustarle.

Mucho.

Ella correría, chillando, lejos de él si alguna vez descubriera su secreto.

O lo que es más, lo mataría.

Pero porque esta noche era la cosecha, había intentado disuadirla de ir bajo tierra a salvar a un chico.

Su cara expresaba determinación. -Ahí abajo tengo un amigo –o, al menos, un amigo en potencia-. Ella medio sonrió. -¿Sabes tú lo que es tener un amigo?.-

El no le había devuelto la sonrisa en aquella pregunta. Quizá entonces ella se había dado cuenta que estaba desvalido y solo. Quizá ella había leído el hambre en su cara por las cosas que había abandonado y las cosas que había robado de él.

Quizá ella, también, sintió los primeros movimientos de una nostalgia que nunca debería ser fingida.

Pero cuando los vampiros huyeron del Bronze, sus monstruosas caras se congelaron de terror, Ángel sonrió.

Entonces silenciosamente se movió a través de la noche.

Solo.

Dentro del Bronze, Buffy permanecía con su nuevo vigilante, Rupert Giles, y sus dos nuevos mejores amigos, Willow Rosenberg y Xander Harris. Las cenizas de los vampiros muertos, incluyendo la vasija del maestro, estaban disipándose ya en el aire del club. El mobiliario roto era todo lo que permanecía como evidencia del ataque de los vampiros.

Eso y unos cuantos cuerpos de las víctimas. La mayoría de los clientes habían escapado, pero algunos permanecían, aturdidos y en silencio.

Buffy observó la matanza. Vio los rostros asustados de aquellos por los que ella debía dar su vida para protegerlos, si era necesario. Absorbió el hecho brutal de que no podía escapar de su destino. Incluso con el traslado de ella y su madre a esta nueva ciudad, Sunnydale, ella era, y siempre sería, la cazadora.

Esto la hacía sentirse aparte. Diferente.

Y con la terrible necesidad de alguien que entendiera la oscuridad que debía caminar.

Pensó en el intrigante y llamativamente hombre guapo que pareció intentar ayudarla. El misterioso Ángel.

Se preguntaba si volvería a verle alguna vez.

Y si lo hacía, él sería para ella y ella para él.


LA PRIMERA CRÓNICA: ANGEL PRÓLOGO


La guarida de los no muertos: una derruida iglesia bajo tierra, apestada de putrefacción, corrupción y muerte. Los aparentemente templados brillos de cien velas. Una piscina de sangre.

Un pequeño niño lanzaba guijarros hacia el espeso líquido carmesí.

A su lado sentado un vampiro enfundado en un traje de piel sonríe indulgentemente, su alargada mano llena de piedras para el inocente juego del niño.

Pero este no era un niño corriente. En la vida mortal, él había sido Collin. Pero después murió. Ahora era el Ungido, y servía al vampiro quien estaba sentado impasible como un rey junto a él en una ornamental y tallada silla: el maestro, señor de todos los vampiros de la boca del infierno. En la vida mortal, el maestro había sido exactamente lo que él era en muerte: un monstruo.

Y no había nada inocente en su juego.

Darla se acercó, regresando de su caza. Como Collin, ella estaba cubierta de inocencia: un bonito rostro enmarcado por un rubio cabello, llevando el uniforme de un colegio de niñas privado. Ella prácticamente atravesó la sala, sabiendo que ella era la favorita del maestro. Con todo sur helado ser sin corazón y sin alma, ella soñaba con la noche en que el maestro se libraría de esta mazmorra y dominaría un mundo lleno de vampiros, demonios y monstruos.

Y esperanzadoramente, habría alguien más para compartir el glorioso momento con ella. Alguien con quien ella había aterrorizado Europa. Alguien que rompía las gargantas de las víctimas que ella había tomado.

Su nombre estaba en sus labios, siempre.

De espaldas a ella el maestro dijo -Zackery no volvió anoche de la cacería.-

Darla paró y siseó. -La cazavampiros.-

La voz del maestro era aguda pero calmada -Zackery era fuerte y muy cauteloso. Pero la cazavampiros le ha matado, al igual que ha hecho con muchos de mi familia.- Respiró profundamente y subió su barbilla muy ligeramente. -¡Qué injusticia!.- Se giró al Ungido. -Collin, ¿qué harías tú?.-

El Ungido replicó simplemente en su voz no mundana. -La aniquilaría.-

El Maestro inhaló con placer. -Me suena a música celestial…-

Darla caminó hacia él anhelante. -Deja que lo haga, maestro-, ella respiró. -Deja que yo la mate.-

El maestro dijo casi severamente, como si el tema fuera angustioso para él. -Tú tienes un interés personal en esto.-

Ella respondió malhumorada, -Nunca hago nada divertido.-

El maestro continuó en su calmada y monótona voz, el tono que tomaba cuando era más peligroso. -Enviaré a los Tres.-

Los ojos de Darla se llenaron de excitación. -Los Tres.- Su voz estaba matizada con anticipación. Y placer.

Y triunfo.

---------------

Etiquetas: ,

1 comentarios:

A las 21 de noviembre de 2008, 22:39 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Felicitaciones, chicos! Otro excelente proyecto, este... y muy buena eleccion, realmente, empezar a publicar estas "Cronicas de Ángel". Me he leido el Prologo y me quede ENGANCHADO. Por mi parte, aun asi, me llenare de paciencia y esperare a que esté todo el librito completo para descargarlo.

Saluditos y gracias por este nuevo aporte "literario"! ;)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal